Sólo en Chaco se olvidó de las intendencias radicales.

 

En las últimas horas, el presidente Alberto Fernández lanzó el Programa Federal Municipios de Pie. Lo hizo desde la Quinta de Olivos en videoconferencia acompañado por el Ministro del Interior, Wado de Pedro. Se trata de 1.086 millones de pesos que destinará de forma directa a las intendencias de todo el país dejando de lado a los gobernadores. Es una clásica manera de control y construcción política. Los objetivos del programa son la inclusión social, impulsar la economía y la integración regional.

El reparto de los fondos es absolutamente discrecional y evita los controles parlamentarios.

«Nos ha tocado gobernar en un tiempo muy difícil, donde la unidad de todos nosotros es importantísima para que la Argentina levante cabeza", dijo el Presidente que, días atrás, aseguró enojado en C5N que no miente. Lo hizo ante 160 intendentes e intendentas de todo el país que se comunicaron por videoconferencia. Pero, otra vez, el Presidente faltó a la verdad.

Aunque dijo que «No me importa de dónde vienen, si son radicales, si son socialistas, si son peronistas o son independientes o son Cambiemos. Lo único que quiero saber es si quieren el mismo país que yo, que es un país más justo, más solidario y más integrado, si es así abracémonos y caminemos juntos", los representantes de la oposición brillaron por su ausencia.

Sólo en Chaco, la localidad de Roque Sáenz Peña, la segunda más importante de esa provincia, no aparece en el listado. No es el único caso. Tampoco aparecen en el reparto Pampa del Infierno, Quitilipi, Coronel Du Grati, Puerto Tirol, Makallé, Las Breñas, Cote Lai y Santa Sylvina. ¿Qué tienen en común? Sus intendencias no las gobierna el kirchnerismo.

 
Al igual que con la página 75octubres, el sitio oficial del gobierno: Argentina.gob.ar estaba caído para obtener información oficial sobre el reparto de dinero público. Desde el Ministerio del Interior aseguraron a este portal que nadie fue discriminado. Los números no mienten.
 
Fuente: Periodismo y Punto