El ministro de Justicia de la Nación dijo que está preocupado sobre el funcionamiento de la Corte Suprema. Afirmó que algunos integrantes del Poder Judicial "se pasaron de la raya", y que el procurador general Eduardo Casal está "atornillado" a su cargo.

 

El diputado nacional Martín Soria, designado como nuevo ministro de Justicia, afirmó este martes que una de sus "aspiraciones" como titular de esa cartera "es terminar con el 'lawfare'" y "desarmar la mesa judicial que funcionaba en el despacho de Mauricio Macri".

"Conmigo no van a contar para recibir a escondidas a jueces y fiscales", dijo Soria en declaraciones en Radio 10, en las que agregó: "Tenemos una Corte que fue complaciente cuando algunos camaristas tiraron todo lo que aprendimos en la facultad por la ventana".

"Decir que van por la impunidad (de Cristina Kirchner) es el caballito de batalla de siempre. Acá no hay ningún cambio de causas ni fiscales en ninguno de los proyectos que se presentaron hasta ahora, no existe la más mínima posibilidad de cambiar los jueces. Además, conociendo a la vicepresidenta es lo que menos querría, es la verdad", añadió Soria.

En tal sentido, agregó: "Ella quiere como cualquier ciudadano que no tuvo nada que ver o que es inocente y que la acusaron mediática y judicialmente, porque eso es el lawfare, que sea la misma justicia que la libere de los cargos, que es lo que corresponde cuando uno no hizo nada".

"Diferente es cuando te condenan desde lo medios, te arman una causa, reciben a jueces y fiscales en un despacho del presidente y avanzan. Eso fue la mesa judicial y lo que pasó en Argentina, por eso la decisión férrea de nuestro Gobierno en avanzar en estos cambio. Por eso la oposición desmesurada, perversa, que no quiere siquiera debatir los proyectos", enfatizó en una entrevista con el periodista Pablo Duggan en el programa "Buenos Vecinos".

En sus primeras declaraciones públicas tras ser oficializado como ministro de Justicia, Martín Soria se mostró de acuerdo con avanzar en el reemplazo del Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, porque es un "procurador interino que nadie eligió y está atornillado" en su cargo. Y volvió a cuestionar al bloque de Juntos por el Cambio por no debatir las propuestas de designación de Daniel Rafecas como procurador y de reforma del Ministerio Público Fiscal. "Desde el primer día, la ex ministra (Marcela Losardo) trabajó en medio de una pandemia para presentar estos proyectos y revertir esta situación, tenemos una oposición que no esta dispuesta a dar el debate y los cambios que el Poder Judicial necesita urgente", consideró.