Por Daniel Lencina. Las Fiestas de Navidad y Año Nuevo dejaron tantas cosas para contar y opinar que no cabrían en la edición dominical del Diario Clarín.

En estas fechas, por lo general de buenos augurios, de buen humor y algunas cargaditas también ( los "fans" de River zafamos, otra vez )

Pero, en fin, todo bien. Forma parte del folklore de los argentinos.
Pero, también, en las redes sociales aparecen mensajes que se leen a la ligera y como consecuencia de ello pasan, muchas veces, inadvertidos. Cuando en realidad se tratan de mensajes codificados que no solo hay que leerlos, sino, también, interpretarlos.

El humor propio e infaltable en los argentinos.

Imprevistamente y entre los centenares mensajes recibidos y retribuidos, por supuesto, recepciono una captura de pantalla. Aparentemente, un diálogo, bien "findeañero" entre el médico pediatra Jorge Villaverde y el doctor Humberto José Aiquel, que le cuenta lo que hace en los últimos instantes del año que se iba.

Humberto Aiquel, a minutos de 2020 "Tengo el privilegio de estar al lado de mi vieja".


¡Qué les parece ! Podía dejarla a su madre al cuidado de una enfermera y estar en el Caribe o en Brasil brindando con caipirinha.
La respuesta no demoró en llegar: "Te felicito Humberto. Que nunca abandonaste a tu madre. Sos un ejemplo de hijo.."

Humberto Aiquel recibió el nuevo año junto a su anciana madre escuchando su música favorita: Raúl Di Blasio, este extraordinario pianista.

Decodificamos el mensaje

¿Porqué Humberto despidió el año junto a su mamá?
En rigor de verdad, lo de la despedida de año es tan solo una anécdota con un alto valor simbólico. Porque, la realidad indica que está al lado todos los días del año
Porque sus hermanas María del Carmen ( Marisel )es abogada y vive en Canadá. María Dolores es farmacéutica radicada en Misiones.
Y, con respecto al hermano menor de Humberto, no se puede esperar que comparta una mesa de Fin de Año debido a las diferencias personales, que son de conocimiento público, y que hace pensar que es casi imposible una reconciliación de las partes.

De no creer: tiene dos clínicas y se niega a atender a su madre!!!

Sin pretender fisgar en el tema en cuestión, algún allegado a la familia Aiquel, comentó al pasar que uno de los hijos de la docente María Dolores Pablos viuda de Aiquel, es propietario de dos de las clínicas más importantes de Sáenz Peña y que, sin embargo, no la asiste profesionalmente a su madre !!!

¡ No te puedo creer ! - le respondí-
"¡ Siiiii..! La atienden los médicos del Instituto Santa María .. !!!

De no creer, el hijo, ( el hermanito menor de Humberto) tiene lo mejor y lo más avanzado en tecnología de región y se niega a tenderle una mano a su propia madre !?
Hasta ahi, no llega mi capacidad de análisis e interpretación.
Hay que seguir decodificando el mensaje...

El hombre de la máscara

Es de conocimiento las diferencias personales existentes entre los hermanos Aiquel (Humberto, el hermano mayor, y Eduardo, el hermano menor)
Precisamente, esas diferencias trascienden el ámbito de la justicia.
En la comunidad saenzpeñense, se recuerda, aunque han pasado varios años de este curioso episodio, cuando el hermano menor de los Aiquel apareció enmascarado portando una arma sofisticada, presumiblemente, para accionar contra su hermano mayor.

La disputa entre ambos se dirime en los estratos judicial. Se estima que, este año, puede haber novedades y definiciones en tal sentido.

Sin embargo, la incógnita persiste: Si la diferencia es entre los hermanos: ¿ Porqué el castigo es para su madre?

En fin, una historia, acaso un drama, de no creer
Paras Fiestas de Fin de Año, hay gente ( el común de la gente) hace enormes esfuerzos, acaso sacrificios también, para estar junto a sus padres y demás familiares. Y si alguno falta constituye una ausencia notoria. Es como la Navidad o el Año Nuevo ya no es igual. La nostalgia y la añoranza pueden más.
Otros, teniendo la posibilidad de estar junto a su madre en un momento tan caro a nuestros sentimientos, no lo hacen. Sencillamente, porque priorizan otras cuestiones que nada tiene que ver con lo afectivo.
((( Palabras finales: No se si el propietario de Futuro Digital va autorizar la publicación de esta nota. En realidad, debo admitir, nunca me han censurado, solo me piden que estampe mi firma y me haga responsable de lo que escribo. Pues, bien, va mi firma y todos mis sentimientos y emociones en la presente nota. Muchas gracias !! Con cariño y respeto: Daniel Alberto Lencina.))