Tal como estaba previsto, en el mediodía del 1 de marzo el sol proyectó la sombra del estilo o gnomon del reloj de Sol sobre el escudo de nuestra ciudad, inserto en el piso del mismo ubicado en el centro del bulevar de avenida 28 entre 17 y 19.
 
Sáenz Peña. El reloj de Sol  tiene la particularidad de estar construido con adoquines y materiales nobles como mármol y granito. El mismo cuenta con un espacio central que tiene inscrita la ubicación exacta geográfica del planeta en ese punto; allí va ubicada una aguja metálica vertical, ésta tiene un sentido norte-sur y la roseta cardinal marca el sentido exacto de los puntos.
 
Además, cuenta con dos círculos exteriores uno que marca la hora del verano y otro que marca la del invierno.
 
El reloj de Sol es un instrumento, inventado por los egipcios, para medir el tiempo en el año 1500 A.C. Ese reloj  era un pequeño instrumento utilizado para medir el tiempo con la sombra, esta herramienta fue utilizada desde ese entonces hasta el 1.389 que surge el primer reloj mecánico, hasta allí el Sol era el artífice para medir el tiempo a través de ese sistema.
 
 
Aquel primer reloj, con el tiempo se fue perfeccionando, el primero era portátil y luego se llega al de mayor dimensión, pero siempre se midió el tiempo a través de la sombra.
 
Como particularidad el 1 de marzo, día en que la ciudad cumplió sus 106 años, el haz de sombra dio sobre el escudo de Sáenz Peña, el cual se encuentra ubicado sobre el extremo sur del reloj de Sol hecho en la avenida 28.