Esta madrugada, alrededor de las 1.30, una mujer acudió a la comisaría local para alertar que su esposo había sufrido una descarga eléctrica mientras arreglaba un enchufe en su casa. Al ir al lugar, hallaron al hombre de 37 años muerto.

 

Los uniformados, junto al médico del hospital local Orlando Nubila, constataron que la víctima no tenía signos vitales y se diagnosticó, según consta en el parte policial, que sufrió un “paro cardiorespiratorio por presunta descarga eléctrica".

El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial, por disposición del fiscal de turno.

Fuente Diario Chaco