De cara a las elecciones provinciales de 2019, el diputado provincial por el interbloque Cambiemos Carim Peche adelantó que será candidato para dirigir el Estado chaqueño.

 

"Así como me planté ante todos para defender los intereses de los saenzpeñenses cuando fui intendente, lo haré para defender los intereses de los chaqueños. Uno gobierna para todos, así tiene que ser", aseguró el legislador entrevistado en La Radio esta mañana

El referente de Convergencia Social de la UCR aseguró que tiene "un muy buen equipo" de trabajo que lo acompañará en la campaña y, de ser elegido, en la gestión. No obstante, anticipó que internar ampliar el arco político: "No importa la cuestión ideológica, no pasa por ahí. Hay que convocar a gente que tenga ganas de pensar que lo primero es la bandera del Chaco y la de Argentina. Si no va a ser muy difícil corregir", expresó.

En ese sentido, se refirió a la intendente de Barranqueras, Alicia Azula, a quien calificó como  "una excelente compañera". "Tenemos buenos hombres y mujeres dentro del arco del radicalismo, pero también tenemos que hablar con nuestros socios del PRO y la Coalición Cívica, estoy convencido de que hay que ampliar. No nos alcanza con Cambiemos, hay que convocar a otros sectores, una pata peronista incluso".

Y en la misma línea, admitió que confiará en los consejos y aportes que puedan realizar Ángel Rozas, Roy Nikisch y Jorge Capitanich "inclusive". "Tengo mi personalidad, pero no creo que sepa todo, aprendo todos los días, escucho y observo, no se me cae nada por preguntarle a la gente", expresó y dejó en claro su posicionamiento "en defensa de los intereses del pueblo".

Con buenas expectativas de cara a los resultados electorales del año próximo, Peche adelantó uno de los ejes que encabezarán su campaña: "Voy a sacar adelante al Chaco". Y, reconoció que para eso "hay que eliminar los gastos superfluos”.

"Hay gastos que controlar, soy un convencido de que nuestra provincia no es pobre sino que está mal administrada. Tenemos problemas en Salud, no hay insumos, en Educación, en las escuelas privadas, hay problemas de malversación de caudales. Hay que hacer un control. No me tiembla la mano para hacer lo que tenga que hacer", concluyó.

 

DE VISITA EN FONTANA

Peche visitó Fontana y mantuvo contacto con los vecinos, se reunió con referentes de iglesias evangélicas y con dirigentes partidarios con el objetivo de conocer la realidad de esa ciudad metropolitana. Lo acompañaron la diputada Irene Dumrauf, los concejales Miguel Ángel Rueda y Zunilda Beláustegui, el titular del Comité de la UCR local Alejandro Herrera, delegados de organismos nacionales, dirigentes y militantes.

Peche calificó de muy positiva la visita y sintetizó: “Para conocer los problemas de la gente hay que hablar con la gente, estoy recorriendo la provincia para escuchar, saber qué, dónde y cómo se necesita, en esta visita a Fontana me he encontrado con muchas necesidades, viviendas paralizadas, falta de asistencia a sectores productivos, inseguridad, una iglesia fue robada 11 veces, y algo que me preocupó muchísimo, el alto índice de deserción escolar”. 

En ese sentido, resaltó su trabajo durante su gestión como intendente de La Termal: “Toda mi vida trabajé de esa manera, no se puede hacer política detrás de un escritorio o ir cinco minutos  a sacarse una foto, lo hice cuando fui intendente de Sáenz Peña escuchando y actuando en consecuencia, fue así que bajé los impuestos, yo como intendente y mis funcionarios donaban un 36% de su sueldo para hacer las obras que la ciudad necesitaba y comenzar con esa transformación histórica, eliminamos el pago de viáticos y telefonía de los funcionarios municipales, bajamos un 80% los aranceles para acceder al título de propiedad y así una gran cantidad de medidas que me permitió ordenar las finanzas de un municipio que recibí absolutamente quebrado, en 2003 fuimos distinguidos como el municipio más ordenado del país”.

Y así, insistió en las políticas que llevará a cabo de ser elegido en la Provincia: “Lo mismo voy a hacer si soy gobernador, porque el dinero que a la caja de la política, que se va en corrupción,  no llega a la salud, ni a la educación, ni a los comedores, ni a seguridad, Chaco no es una provincia pobre, eso le hicieron creer a la gente durante mucho tiempo, es una provincia rica, con un recurso humano de excelencia, lo que ocurrió es que la que han saqueado y empobrecido,  Chaco necesita un baño de decencia y transparencia y si nos toca gobernar no tengan ninguna duda que se lo vamos a dar”.