Según pudo saber Diario Chaco, desde Nación resolvieron pasar a disponibilidad a la cúpula de la Subdelegación Sáenz Peña de la Policía Federal Argentina, luego de los incidentes y la muerte de Ismael Ramirez.

 

La ministra del Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, tomó la decisión porque se enteró por los medios que la federal estaba interviniendo en los disturbios y no se le había informado para pedir autorización para actuar en los incidentes.

Los agentes federales tenían la instrucción de recorrer la ciudad Termal y, como vieron desbordada a la policía local en las inmediaciones del supermercado donde hubo intento de saqueo, prestaron colaboración y horas más tarde recién pudieron informar sobre las actuaciones pero la Bullrich ya había enterado.
 
Además, dos agentes que también fueron desplazados, fueron reincorporados nuevamente y esperan que suceda lo mismo con los jedes que fueron desplazados.