El propietario de la única línea de colectivos urbanos que funciona en Sáenz Peña, Julián Vilar, reconoció que “la crisis" afectó gravemente el servicio y, por la falta de combustible, sólo se realizan “recorridos de emergencia”.

 

"No contamos con el subsidio de la Nación y trabajamos al 50%, estamos haciendo recorridas de emergencia porque ya casi no tenemos combustible”, aseguró Vilar.

El empresario admitió que, producto de la inflación, no pudo pagar los impuestos correspondientes para seguir recibiendo los fondos de la Nación. “Por el momento hemos decidido trabajar con un recorrido de emergencia”, señaló el empresario. 

“Vamos a seguir así” hasta cancelar las deudas, señaló respecto de la merma del servicio aunque entendió que “no se puede seguir sosteniendo la situación sin subsidio, no podemos seguir trabajando”.

 

Vilar insistió que por el momento “se puede andar en colectivo, con un servicio de emergencia” pero alertó que no sabe hasta cuándo. “Hablamos con el Municipio y la Provincia para ver qué ayuda podemos conseguir, pero todavía no  hemos conseguido nada”.

“Seguiremos largando los coches hasta que tengan combustible y después se irán quedando por la ciudad. Algunos ya tienen la luz roja del tanque de gasoil”, concluyó.

Fuente: Diario Chaco