Ayer en horas de la tarde el sargento Fabián Agüero salvó la vida de un bebé de diez meses que se había caído dentro de un tacho con agua.

 

Agüero trabajaba en cercanías al barrio saénzpeñense Nalá, cuando una mujer se acerca solicitandole ayuda ya que su bebé, de diez meses, no respiraba debido a que había caído en un tacho con agua.

 

El Sargento procedió de inmediato a aplicarle técnicas de reanimación (RCP)  y tras unos cinco minuto logró que el bebé reaccione. fue trasladado de urgencia al Centro de Salud del Barrio Santa Mónica donde lo derivaron al Hospital 4 de Junio, quedando en observaciones.

 

 

En tanto, durante la mañana de hoy se supo que el menor accidentado continúa internado en terapia y los médicos le diagnosticaron "neumonía aspirativa y dificultad respiratoria".