Un cabo del Servicio Penitenciario de Sáenz Peña falleció el sábado por la noche por dispararse con su arma reglamentaria en la cabeza, en presencia de su novia y su suegra.

 

De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, el hecho ocurrió en el barrio MTD de Sáenz Peña y el hombre fue identificado como A.R. de 30 años.

Fueron los efectivos de la comisaría Quinta los primeros en tomar conocimiento de la situación cuando fueron alertados por un llamado de la concubina de la víctima, una joven de 24 años. El hombre fue trasladado al hospital 4 de Junio junto a su pareja.

En el lugar, se labró un acta de constatación, con la intervención del personal Gabinete Científico Poder Judicial que secuestró un arma de fuego marca Bersa Thunder, con almacén cargador con nueve cartuchos, uno en recámara, una vaina servida y un teléfono celular.

El cabo falleció minutos después de ingresar al nosocomio local. Presentaba una “herida de arma de fuego con ingreso por temporal derecho y salida por parietal derecho”.

 

El fiscal en turno dispuso el traslado del cuerpo a la morgue del hospital para la autopsia y ordenó pruebas dermotest para la concubina y el fallecido.

Además, se tomaron  declaraciones testimoniales a la joven y la ciudadana C., B. E., de  42 años (suegra del cabo), ya que ambas se hallaban presentes al momento del hecho.