En el dia de ayer se llevo a cabo en la Cámara del Crimen N°2 el inicio de los alegatos en el juicio que le siguen el ginecólogo Juan Carlos Booth, acusado por supuesto abuso sexual a una paciente.

 

La Cámara del Crimen N°2 , constituida en sala Unipersonal a cargo de la jueza Rosana Glibota comenzó a escuchar los alegatos del juicio contra el ginecólogo Juan Carlos Booth, que iniciara tras la denuncia que realizara una joven de Campo Largo en el año 2016.

En la jornada de hoy se produjeron los alegatos por parte del Ministerio Publico Fiscal a cargo de Carlos Rescala y la querella que representa a la víctima, la abogada María Roldan.

El fiscal Rescala dejó formalmente acusado a Carlos Booth por el delito de Abuso Sexual con Acceso Carnal encuadrado legalmente en el artículo 119 y solicitó una pena de 12 años de prisión más la inhabilitaciones propias del art 12 que establece el Código Penal y la que impone el artículo 20 bis, de la inhabilitación perpetua para el ejercicio de la profesión conforme a estos delitos. 

Para el fiscal Rescala “hay pruebas fundamentales como ser la constatación médica que realizó el Dr. Luis Bravo como médico forense, que en forma conjunta con las médicas del Hospital 4 de Junio realizaron horas después de la denuncia formulada por la víctima. También  hay prueba testimonial de la propia víctima, de su pareja, pruebas documentales como la psicológica, con otras más que existen en el expediente que conforman un mapa probatorio por el cual consideré que el hecho había acontecido de la manera narrada por la víctima y consideré autor penalmente responsable y culpable al Dr Booth”.

 

Al ser consultado sobre la declaración de Booth, dijo el fiscal Carlos Rescala que “Booth prestó varias declaraciones de imputado en la Investigación Penal Preparatoria, ante la fiscalía donde se inició la investigación, ahí lo hizo en tres oportunidades,  además  de hacerlo en sala cuando se aperturó el debate”. Sin embargo Rescala sostuvo que los dichos de sus declaraciones “han sido rebatidas en forma categórica por los testimonios y pruebas periciales que existen en el expediente”.

La querella asumida por Maria Roldan en sus alegatos y haciendo un análisis casi  idéntico al del Ministerio Público solicitó 15 años de prisión para Booth, que es la pena máxima posible, porque este delito tiene penas que van desde 6 a 15 años. También solicitó la inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

Atento a lo avanzado de la hora en la jornada de hoy, la jueza Rosana Glibota dispuso que los alegatos de la defensa se realicen el día viernes en horas de la mañana. La sentencia daría a conocer a fines de este mes.

Fuente: Diario Chaco