La División de Drogas Peligrosas detuvo a una persona que tenía en el interior de su casa dos kilos de marihuana, en el barrio Lamadrid. Efectivos de esta división realizaron un allanamiento en una vivienda ubicada detrás de la empresa Sameep, donde lograron dar un nuevo golpe al narcomenudeo de la ciudad termal. 

 

Según informaron fuentes policiales, se procedió al secuestro de dos kilos y medio de una sustancia verde amarronada y compactas, que se hallaban distribuidas en cinco paquetes de distintos tamaños. Además, una balanza de precisión, un teléfono celular y la suma de 23.450 pesos.

 

Tras los datos aportados por personas que pidieron reserva de identidad y el trabajo realizado por la División Drogas Peligrosas, se comprobó que en el domicilio funcionaba un centro de ventas de marihuana.

 

El operativo estuvo a cargo de los oficiales Mauro Páez, Fabián Aguirre, Héctor Mateo López, y el cabo primero, César Gómez.