La continuidad de las lluvias afecta nuevamente a gran parte de la provincia, donde en las últimas horas se registraron hasta 145 milímetros de agua caída en algunos puntos.

 

El panorama no es alentador, ya que sigue vigente un alerta meteorológico para el centro y este de Chaco.

El informe indica que en esa área se desarrollan tormentas, algunas localmente fuertes. Y prevé pueden provocarse en forma localizada abundante caída de agua en cortos períodos, fuerte actividad eléctrica, ráfagas intensas y caída de granizo.

El alerta del Servicio Meteorológico Nacional señala que las condiciones tenderán a mejorar gradualmente de sur a norte entre el mediodía de hoy y el mediodía del sábado.

REGISTROS

Las precipitaciones acumularon durante la tarde noche de ayer y madrugada de hoy altos registros en varias localidades, donde la situación es crítica para la población.

Tal es así que en la zona de Villa Ángela, castigada por los últimos temporales, se registró hasta las 07:00 de hoy 58 milímetros de lluvia, de acuerdo con la información publicada por la Policía de Chaco.

Du Graty acumuló 76 mm; La Tigra, 44 mm y Clotilde, 55. En tanto, San Bernardo registró 48; en Enrique Urien, que aún continuaba rodeada de agua tras el temporal del fin de semana, llovieron 64 mm.

En Samuhú, las lluvias alcanzaron los 31 mm; en Villa Berthet, 20 y Santa Sylvina 37.

Otra zona mayormente afectada fue la de San Martín, donde la Eduvigis registró 145 mm; Capitán Solari, 120 mm; Colonias Unidas, 84 mm.

 

En el área metropolitana, Resistencia alcanzó los 51 mm de agua acumulada y Tirol registró 92 mm. Makallé, 82 mm y en Margarita Belén llovieron más de 100 mm.

Las lluvias también afectaron a Puerto Bermejo: 85 mm; Isla del Cerrito 68; Vedia, 60 mm.

Por su parte, Sáenz Peña acumuló 18 mm hasta esta mañana; Plaza, 41 mm; Machagai, 68; y Qutilipi, 53.  

La zona de Charata registró 18 mm de precipitaciones y la más afectada fue Hermoso Campo, con 50 mm de agua caída y Las Breñas, con 30 mm. Sobre el área de Castelli, no hubo registros aún por parte de la Policía.