El pasado miércoles, entre las dos y las siete de la mañana, amenazaron al juez federal subrogante del juzgado federal de Sáenz Peña, Miguel Aranda, a través de una nota dejada en su domicilio.
 
La carta contenía mensajes amenazantes relacionados con su trabajo, con nombres y lugares habituales de familiares, mostrando el conocimiento del o los intimidadores. Ante la situación, Aranda realizó la denuncia correspondiente en la fiscalía.
 
Interviene en la investigación la fiscal Pamela Michlig y ya se han realizado reuniones con distintos organismos de seguridad. Según pudo saber este medio, no se descartan hipótesis y se prosigue con las líneas de la investigación.
 
 
Además, debido a su condición de juez federal, también tomó intervención la Secretaría de Seguridad de la Nación.
 
Fuente: Diario Chaco