El director del Hospital Pediátrico, Hugo Ramos, confirmó a Diario Chaco que Abril no sufrió abuso sexual. Expresó que la niña "no tuvo abuso" y que esto "lo confirmó el fiscal y el médico forense", a partir de las muestras que se analizaron. 

 

 

Sostuvo además que su estado es reservado pero que continúa estable: "No hay ningún cambio, ingresó con un traumatismo encéfalo craneano grave con fractura parieto occipital izquierdo". 

 

"Todavía está conectada al respirador con droga inotrópicos y antibióticos", detalló. 

 

Respecto a su respuesta al tratamiento aplicado hasta el momento, Ramos explicó que "de la inestabilidad con la que ingresó se logró mantenerla estable, ese es el cambio".

 

 

"Para nosotros es un gran aliento, una buena señal que no cambie su parámetro", dijo y agregó que "ahora estamos esperando a que vaya mejorando poco a poco". 

 

Ante esta información, se descarta por completo la posibilidad de que la menor haya sufrido abuso sexual. Y toma relevancia la hipótesis planteada por el fiscal del caso, Jorge Cáceres Olivera, quien planteó que a la niña “se la secuestró solamente para torturarla”, en el marco de un ajuste de cuentas. 

 

“La nena apareció con la inscripción de un nombre en su mano izquierda”, que aún se investiga de quién se trata había agregado el fiscal en declaraciones realizadas esta mañana.

 Fuente:DiarioChaco