Este 1 de agosto se cumplen cuatro años de la muerte de Macarena Andrés, la joven bastonera de la Fiesta del Algodón que fue encontrada sin vida en su departamento.

 

Al cumplirse el cuarto aniversario de la muerte de Macarena, su hermana hizo pública una carta donde explica los pormenores del día en que la encontraron sin vida.

Valeria Andrés y sus padres no quieren que la muerte de Macarena quede como un simple suicidio o se archive el caso y cuestionaron “el accionar la Justicia”.

Pidieron que la justicia siga investigando quién asesinó a su hermana: “Esto fue un asesinato y no un suicidio” y dijo que su familia tiene “muchas sospechas sobre algunas personas”.

Cabe señalar que por este hecho nunca hubo ninguna persona detenida, ya que un principio la causa fue caratulada como “supuesto suicidio”, pero luego de una serie de testimoniales y la declaración en Cámara Gesell de Valeria hermana de Macarena, el fiscal cambio la caratula y quedó como “muerte dudosa”, pero a partir de allí no se avanzó más en la causa.

A cuatro años de la muerte de Macarena los familiares reclamaron también el resultado de la segunda autopsia que su realizado al cuerpo de la joven y hasta la fecha no tienen los resultados.

 

EL HECHO

Macarena Andrés fue encontrada sin vida en la noche del 1 de agosto del año 2015 en el departamento que habitaba ubicado en la casa de un familiar en la calle Primera Junta (20) entre Superiora Palmira (17) y Avellaneda (19), aparentemente ahorcada con un cable coaxil que se encontraba atado a una reja de un patio interno del departamento. Pero la familia, que había sido la primera en llegar al lugar nunca creyó en esa hipótesis y, por el contrario, hasta hoy sigue creyendo que a Macarena la mataron. 

 

LA CARTA DE LA HERMANA

Valeria Andrés en una extensa carta que fue publicada en Facebook resaltó los pormenores del día que encontraron sin vida a su hermana y algunos detalles que no le cierran de la causa y de la investigación.

Valeria en una parte de la carta dice que “los fiscales se tiran la pelota, nadie quiere hacerse cargo, mandaron a peritar un celular que no era de mi hermana y da la casualidad que dos días después de muerta, en su celular original ella llamaba y recibía llamadas, ¿cómo puede ser posible?”.

Recordó que “en el año 2016 se realizó la exhumación del cuerpo para hacer nuevamente una autopsia y hasta el día de hoy no nos quieren dar los resultados".

Valeria Andrés subrayó que “no vamos a dejar como si nada pasó y que se archive un expediente más en el juzgado como miles de casos que hay”. “A mi hermana la mataron y lo cuento yo porque mi hermana ya no puede”, finalizó.