Los principales competidores eligieron la provincia para el último tramo de campaña proselitista. Uno ya pasó, el otro llega en dos días.

 

Se termina la campaña de cara a unas presidenciales muy polarizadas, en las que varios analistas coinciden en que podrían ser aún más concentradas entre Macri y Fernández que las PASO de agosto.

El próximo domingo 27 será el Día D, donde puede quedar definido el nuevo mandatario argentino desde el 10 de diciembre o bien que haya una segunda vuelta el 22 de noviembre.

La segunda opción es el principal objetivo de Mauricio Macri, que apuesta a dar vuelta el resultado del 11 de agosto y alcanzar el balotaje. Para eso, además de crecer varios puntos porcentuales, debe esperar que Alberto Fernández descienda.

 

Es por eso que el presidente, en las giras Sí Se Puede, repitió cotidianamente la necesidad de una gran participación electoral, además de llamar a la fiscalización. Una de las ciudades de esa gira fue Sáenz Peña, por donde pasó el jueves a exactamente una semana del cierre de campaña y ya palpitando lo que iba a ser la Marcha del Millón del sábado.

 

En la ciudad termal, comuna liderada por el candidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio Gerardo Cipolini –que hizo las gestiones para que el presidente vaya a Sáenz Peña-, ante un importante marco, MM también llamo a fiscalizar más que en las PASO. “Los vivos de siempre no quieren aceptar nuestros votos, entonces tenemos que ser más cuidadosos, porque en las PASO estábamos medio dormidos”, dijo.

 

También dejó definiciones políticas y señaló que “vamos a arreglar la economía porque hemos avanzado mucho, estamos parados sobre bases más sólidas” y reconoció que los últimos dos años “han sido duros, la clase media ha llevado el mayor peso, sé, los escuché, lo entendí y por eso he tomado medidas para el alivio y viene más alivio, más empleo, más crecimiento”. Antes en declaraciones radiales también había dicho que el segundo puente Chaco-Corrientes sería una prioridad en una eventual próxima gestión.

 

Diferentes militantes del interior provincial se acercaron a Sáenz Peña para dar su apoyo a Mauricio Macri, que dos días después –el sábado- consiguió una muy importante convocatoria en lo que fue La Marcha del Millón, no solo en el Obelisco, sino en las principales ciudades del interior nacional.

 

 

Alberto Fernández no querrá ser menos en su llegada a la provincia. Como “cierre de la campaña en el interior”, AF estará en Resistencia el miércoles, tal lo anunciado primero por Capitanich y después por Peppo.

 

El gobernador Peppo dijo que la visita de Fernández “es un reconocimiento a nuestra madurez política”. También Fernández llega luego de la importante victoria de Capitanich en las elecciones provinciales que lo transformaron en el próximo gobernador. Así, el candidato presidencial del Frente de Todos será recibido por el gobernador saliente y el gobernador electo. Seguramente será tema de agenda el espacio que ocupará Peppo en un posible gobierno de Fernández.

 

El acto será en el Estadio Centenario del Club Atlético Sarmiento, donde el Frente de Todos también apuesta a una importante convocatoria, donde además estarán presentes diputados provinciales, candidatos al Congreso y gobernadores y diputados de otras provincias.

 

Cabe destacar que en las PASO, en las provincias de la región NEA Fernández ganó con holgura, sacando más del 50% de los votos y llegando al 65% en Formosa.

 

Es por eso que ahora apuesta a la foto de un estadio lleno en el interior del país, para luego hacer el cierre final el jueves en Mar del Plata, junto a candidatos y gobernadores de todo el país.

 

Por su parte, si bien Macri tuvo su cierre el sábado con la convocatoria final a la que apostó todas las fichas y le salió bien, hará el último acto en Córdoba, provincia que desde 2015 no para de acompañarlo electoralmente.