Las lluvias intensas que el fin de semana se produjeron en el sudoeste chaqueño "mejoraron" las condiciones de la agricultura, salvo alguna zona puntual donde el registro pluviométrico "fue muy alto", informó hoy el Ministerio de Producción.

 

El subsecretario provincial de Agricultura, Jorge García García indicó que "esto beneficia mucho al girasol que está en plena etapa de floración por lo que los cultivos se van a fortalecer y brindar, esperamos, un producto de calidad y aspiramos que sea con rindes satisfactorios para los productores".

 

García destacó demoran circunstancialmente la cosecha de trigo que estaba bastante avanzada", pero que se espera la mejora de las condiciones climáticas y de piso para continuar con la trilla.
 
Días atrás la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informaba que la falta de lluvias significativas en el margen este del área agrícola, provocaron un recorte en la estimación de producción de trigo de un millón de toneladas, por lo que se espera que las lluvias proliferen las previsiones.

 

En tanto que respecto al algodón, transcurrido el primer mes de siembra dijo que "está bastante retrasado porque en octubre hubo días con temperaturas bastante bajas, antes de esta ola de calor que tuvimos, y eso hizo que demore el cultivo".

 

García recordó que los agricultores algodoneros manifestaron intenciones de siembra de entre 180.000 a 200.000 hectáreas pero que transcurrido el primer mes se sembraron 60.000 hectáreas por ese poco usual comportamiento del clima durante el mes pasado.

 

 

"Las temperaturas fueron más bajas que las normales y también en algunos lugares faltaba humedad en el suelo pero confiamos en que si las condiciones climáticas lo permiten esperamos que la siembra continúe de acuerdo a lo inicialmente planteado", acotó.

 

También informó que "empieza a preocupar la zona de Charata porque en las dos últimas oportunidades se sumaron más de 130 milímetros" y que "hay zonas que se volvieron a saturar de agua que llegaron a algunos campos y se están revisando las canalizaciones para su escurrimiento".

 

"Es un problema puntual que se dio entre Las Breñas y Charata pero para el resto es muy beneficioso porque hay lugares de la provincia donde no volvió a llover, como en la zona norte, donde sigue faltando agua", acotó.