El abogado que le ganó 62 juicios a Google visito el Estudio Juridico de los Dres Aiquel, Avila y De Cesare.

Fueron muchos los temas que pudieron tratar, entre ellos los daños provocados por el uso de las nuevas tecnologías.

El integrante del estudio del Dr Fernando Burlando, que fue recibido por los dres Aiquel, Avila y De Cesare , estuvieron reunidos por mas de una hora donde tomaron un compromiso para trabajar juntos en daños provocados por el uso de la nueva tecnología ya sea en el Chaco o Bs As .

El Dr Leguizamon se refirió a las redes sociales, “permiten tener acceso a la información de todas las personas” expresó. Sobre delito virtual señaló que “deja muchos más rastros que el delito real”, y recordó “cuando lo amenazaron a los presidentes por internet, se buscó la IP y a las dos horas estaban detenidas las personas que lo amenazaron”.

Quién es el doctor Leguizamón?

Tiene 57 años, es de San Isidro y maneja una especialidad que él mismo inició, allá por 2006: los juicios contra los buscadores de Internet. Asesor de decenas de celebridades, triunfó en el caso de Silvina Luna y no para de recibir consultas.

Arrancó desde abajo, como secretario de un juzgado, y tuvo que renunciar porque no le alcanzaba la plata. En los 90' entró al estudio que comandaba su padre y comenzó a especializarse en derechos de imagen. "Un día de 2006 me llama Facundo Monteverde, representante de modelos, y me pregunta: '¿Podés atender a una clienta que vino de Canadá y tuvo un problema con un buscador de la web?'. Le dije que sí, pero no tenía ni idea de lo que era un buscador. Era Jorgelina Citino, a quien iban a nombrar gerente de Marketing de una empresa y contó, al pasar, que había sido modelo en la Argentina. Los canadienses la buscaron en Internet y los primeros resultados eran de sitios como gatitas.com. Terminó sin el puesto, llorando en mi oficina. Pensé que tenía que haber alguna solución, que se tenía que aplicar el derecho real al virtual. Dame una semana; voy a estudiar el tema', le dije. Así empezó todo".

Le preguntamos si en algún momento lo inquietó enfrentarte a empresas tan poderosas?

–Tuve mis miedos y dudas. Una sola vez flaqueé, en 2010; estaba con mil problemas, todo me salía mal… y dije: "¿Cómo me metí en esto?". Pude superarlo gracias a mi mujer, Victoria, y a mis hijos Manuela, Candelaria, Clarita, Benjamín y Bautista. Tuve la convicción y lo logré. El único abogado, de los muchos que me crucé en esos años, que siempre me decía "les vas a ganar", es Fernando Burlando. Hace un par de años me invitó a incorporarme a su estudio. Para mí fue como que me llamara el Manchester City. Hoy somos grandes amigos.

El Dr Burlando, a través del Dr Martin Leguizamon se puso a disposición del Estudio Jurídico Aiquel y asociados para cualquier tema que haya que tratar.