((Por Daniel Lencina)) La Honorable Cámara de Diputados del Chaco, resolvió (por unanimidad) rendir homenaje a Roberto Bracone, conocido internacionalmente como Elio Roca, por su trayectoria como artista que, en definitiva, se constituyó en Embajador Cultural de nuestra provincia y el país en distintas partes del mundo que ha recorrido.

Pero el merecido homenaje tributado por diputados, trajo aparejado, también, una notable y sentida indiferencia, acaso un desaire, de personas que (uno entiende) tenían la obligación moral de estar presentes en este memorable momento y sin embargo brillaron por su ausencia. ¡Qué pena!

Se trata de personas que viven de la radio de Roberto Bracone ( L.T 16 Radio Sáenz Peña, o algo así), y sin embargo, ni siquiera cooperaron haciendo acto de presencia. Locutores, operadores y periodistas.

No estuvieron los históricos: Hugo Alberto Mathot, José Andrés Pancich, Edgard Caric, Julio Calderón, ni tantos otros.

Algunos de los cuales experimentaron un buen pasar en las épocas de bonanzas de la tradicional emisora centro chaqueña.

¿Porqué no lo acompañaron es este buen momento en que Elio Roca ha sido merecedor de un justiciero reconocimiento a su extraordinaria trayectoria artística?

Quienes peinan canas (no somos pocos) disfrutamos, de su música y su canto y hacíamos colas en las adyacencias de los cines para ver sus películas.

Y aplaudíamos a rabiar cuando aparecía en escena en la pantalla grande del Cine Monumental.

Si hasta creíamos y nos ilusionabamos que cuando cantaba : "Muy juntos de la manos solíamos pasear, por esas mismas calles.." (Te extrañaré por siempre) refería a Sáenz Peña. Después, sobrevino el bajón, total, la gran desilusión, se refería a una amiga de Venezuela y no a una de las nuestras, de nuestra querida ciudad Termal.

Pero, igual, el que cantaba era uno de los nuestros, nacido aquí (ahora radicado aquí) y casado, finalmente con una mujer saenzpeñense. Eso es lo que importa.

Tardó un poco - es cierto- pero al fin llegó. El homenaje que se esperaba y se merecía por su trayectoria artística. Por sus conciertos en distintas partes del mundo por sus películas que todavía disfunden algunos canales de televisión. Por todo esto y por mucho más: Roberto Bracone, Elio Roca tuvo un justo reconocimiento.

La grieta, el gran problema

Este reconocimiento podría haber tenido un respaldo masivo y casi generalizado en la comunidad saenzpeñense que sabe diferenciar, perfectamente, lo artístico de lo político.

Porque, Bracone, optó por aferrarse, firmemente, al partido peronista sin detenerse a pensar que entre su "legión" de admiradores había, también seguidores suyos que no pertenecían a su mismo partido. Craso error !?

Estuvo con Capitanich y logró ser diputado suplente. Se fue con Peppo, cuando este fue gobernador le dio una subsecretaría, y, ahora que vuelve Coqui apunta para este lado.

Este cantante internacional no puede andar deambulando detrás de un cargo. Y mucho menos poner una radio tradicional, en el interior de la provincia, para obtener un nuevo cóncavo o una suculenta pauta publicitaria que garantice la existencia de un medio de comunicación venido a menos y que subsiste gracias a la generosidad de nuestros gobernantes.

En síntesis

Es necesario separar los tantos.

Una cosa es destacar la trayectoria del cantante Elio Roca, orgullo de los saenzpeñenses y los chaqueños, y otra muy distinta, es poner en consideración su actividad empresarial y/o política en la sociedad saenzpeñense.