Surgió luego de una reunión ampliada en el barrio Quinta 4, tras los incidentes ocurridos en el barrio 134 viviendas de Sáenz Peña.

 

En la EPGSI N°2  se llevó a cabo una reunión convocada por la presidenta del Foro de Seguridad de Comisaria Tercera, Mariela Benavento, y el comisario de esa unidad policial Ramón Zarza.

Vecinos de los barrios aborígenes y las  134 viviendas,  funcionarios municipales, provinciales, integrantes de los organismos del Estado, pastores de iglesias evangélicas, referentes barriales, Unidad de Protección Integral (UPI) y Policía de la provincia, estuvieron presentes para “buscar en conjunto una solución a la problemática que preocupa a los vecinos”, tras los incidentes de días pasados.

 

En la reunión se habló de lo ocurrido en el barrio 134 Viviendas y de la “realidad que viven los chicos que provocan esos desmanes”. La mayoría de los coincidió en señalar que les preocupa “el alto consumo de alcohol y estupefacientes en los jóvenes, sobre todo las aspiración de pegamento”, dijeron.

 

Por su parte, Mariela Benavento, presidenta del Foro de Seguridad de Comisaria Tercera, dijo que “es vano la guardia si Dios no vela la ciudad, hemos trabajado en forma conjunta con todos los comisarios, nos preocupamos por la seguridad de cada uno de los vecinos”.

La reunión sirvió para que los vecinos asuman el compromiso de “trabajar en conjunto” y que cada uno de los padres sepa “dónde están sus hijos”, ese es el llamado que hizo la dirigente barrial a los padres.

 

Benavento pidió que se colabore para “tratar de que se restablezca el  orden, la paz, con la policía, con los vecinos, para eso necesitamos que cada uno aporte su granito de arena”.

 

 

"PREOCUPACIÓN DEL INTENDENTE"

 

El asesor legal de la Municipalidad, Roberto Polentarrutti, sostuvo que desde la Municipalidad van a “aportar y colaborar con lo que sea necesario para que esta situación se solucione”.

 

Destacó el trabajo del comisario Ramón Zarza con la comunidad y manifestó la “preocupación del intendente” Bruno Cipolini. Como compromiso dijo que “la Municipalidad apurará las remodelaciones de la Plaza y cancha del barrio Nala”.

 

Por su parte el comisario Ramón Zarza agradeció a los presentes. Reconoció que fue “difícil ingresar a la jurisdicción en virtud que siempre había enfrentamientos, no solo agresiones, sino que no había una comunicación fluida”.

“Esa fue la propuesta desde que asumí la Jefatura de la Comisaria, que la comunidad se acerque a la policía y que todos  trabajemos en conjunto para ayudar a los jóvenes que habitualmente producen desmanes. Por eso no debemos marginarlos”, sostuvo Zarza.”, sostuvo.

 

Lamentó la situación de los vecinos que sufrieron robos, hurto y agresiones con algunas lesiones, pero dijo que “se está trabajando, fue una transición difícil para acercarnos todos”. Pidió a los presentes que “entre todos ayudemos a la seguridad, que no sea sol el trabajo de la policía sino de todos”.

Por último Mariela Benavento pidió que los referentes barriales asuman el compromiso  de “trabajar en forma conjunta”.