En la jornada de ayer una mujer había denunciado ante los efectivos policiales el faltante de una gran suma de dinero de su vivienda, procediendo a su esclarecimiento la División de Investigaciones que logró la recuperación de una parte de lo sustraído.

 

La denuncia fue radicada este lunes, cuando una mujer de 42 años manifestó el faltante de $1.600.000 que había ganado su esposo en la quiniela hace unas semanas atrás.

Alrededor de las 7:00, el marido de la denunciante constató que el dinero no estaba en su lugar, comentando que parte del dinero había sido guardado en un maletín debajo de su cama, en la habitación matrimonial, mientras que el resto se encontraba en el interior de un bolso pequeño, oculto en un ropero.

Los damnificados pudieron aportar una gran cantidad de datos, motivando algunos allanamientos por decisión fiscal mediante los cuales se logró la detención de una joven de 22 años que sería inquilina de la víctima.

Cuando la joven identificada como R.D.M sale de su domicilio fue interceptada por la policía, quienes procedieron a verificar sus pertenencias, entre las cuales llevaba $59.810 (cincuenta y nueve mil ochocientos diez pesos) en efectivo.

Ante la sospecha de la situación, se procedió al secuestro del dinero como prueba de interés en la causa, al igual que un teléfono celular Samsung A20.

 

El fiscal ordenó la conducción de la joven hasta la División Investigaciones, quien minutos más tarde, formalizó la entrega voluntaria de $669.100 (seiscientos sesenta y nueve mil pesos) que fueron secuestrados por los efectivos policiales.

Continuando con las diligencias,  se realizó un allanamiento en el departamento de la joven de donde se procedió al secuestro de la suma de $80.000 (ochenta mil pesos en efectivo), un manojo de llaves con cuatro llaves de puerta y una llave de candado, las cuales corresponderían al duplicado de las aberturas del domicilio de la damnificada.