(Por Daniel Lencina) - Pavor: Hay más muertes por violencia que por Dengue y Coronavirus.

El gobierno (Nacional y Provincial) están empeñados en combatir el virus que tantas vidas se lleva en el país y en el planeta, pero, al mismo tiempo, se propone a dejar en libertad a personas que se han cobrado un mayor número de víctimas, ya sea por femicidio, por robo seguido de muertes, violaciones y tantas cosas más.

youtube=X5NIetzjReE

Ese es el tema en cuestión.

Porque, en principio y a simple vista, todos piensan ( y temen) que, en los próximos días estarán libres y excentos de cuarentena y sin usar barbijos, los mismos que tenían otro tipo de barbijos para ocultar su identidad y salir a sembrar el terror por las calles, comercios y domicilios particulares.

No es esa la idea, más allá de que, por ahí, el diablo meta la cola. Por esas cosas que no se han logrado desterrar, todavía, en nuestro sistema democrático.

Jueces flexibles que acceden a pedidos de la clase política o de algún colega abogado. Siempre hay excepciones a la regla.

Porque, en este caso, y ante el riesgo de contraer tan terrible mal estando en prisión, es menester tomar cierto tipos de previsiones en tamaña emergencia.

En tal sentido, se privilegiará a personas de mayor riesgo (de 70 años en adelante) que están más propensas a contraer el coronavirus.

Internos que están próximos a cumplir la condena.

Se tendrá en consideración a aquellos que han cometido delitos leves, entre otros.

Los que asesinaron con alevosía en ocasión de robo o violación no le será contemplada la Prisión Domiciliaria.

Porque, hay que destacar que nadie va gozar de la libertad total, sino de libertad domiciliaria.

Perdón, prisión domiciliaria, que, para mi, es casi lo mismo.

En tu casa podes tener heladera, aire, televisión, internet, te pueden cocinar lo que quieres, estás con tu mujer con tus hijos. En fin es un gran avance hacia la libertad.

Freytes hace bien los deberes

El Juez de Ejecución Penal, Dr. Daniel Enrique Freytes, dijo hoy en Radio Futuro que están analizando, minuciosamente, caso por caso, la situación de los detenidos para poder establecer a quién le corresponde gozar de este beneficio.

"No es tarea fácil -dijo- son muchos los que reclaman esa libertad condicional"

Aclaró que "Es muy escaso el personal con que contamos en nuestro juzgado", por lo que se va a demorar, un poco, tomar una decisión" en tal sentido.

Todo parece indicar que, aquí, en Sáenz Peña se están haciendo bien las cosas. Es de esperar que, en todas partes, se adopen idénticas decisiones. Por el bien de la justicia, por el bien del país. En definitiva, por el bien de todos..