(Por Daniel Lencina) - Así, como la canción que cantaba ( canta aún) Julio Iglesias, aquí, en Sáenz Peña, la vida sigue igual.

Como siempre, son pocos los que toman por costumbre guardar religiosamente la cuarentena que se prolonga en el tiempo con justa razón.

Es cierto. Nuestros hermanos saenzpeñenses pueden decir, con justa razón, aquí no murió nadie de ese promocionado virus.

Y, si. Es verdad. Desde ese punto de vista estamos bien. Pero, atención: estamos ahí, nomás.

¡Cuidado !

Y es eso, justamente, lo que no tenemos en cuenta. De tener cuidado se trata.

El gobernador, Jorge Capitanich, es un desastre total. El intendente municipal, Bruno Cipolini, da la impresión, no sabe dónde está parado. Está desconcertado por completo.

Sino, que explique porqué hizo cerrar negocios por 48 horas...!!!

¿¡Qué logró con esto !?

Capitanich habrió las puertas de SECHEEP pero cerró las oficinas de SAMEEP ( ¿?)

Los usuarios no pueden pagar el agua.

Y pensar que lo teníamos al Coqui como candidato presidenciable.

Hoy, para mi Coqui no puede ser candidato a intendente de La Chiquita, con el mayor respeto a los amigos de esa zona rural.

Todo verso, nomás

Aquí se dictan medidas irrealizables. Todos transitan por la ciudad como si nada. Nadie controla nada. Porque no hay quien lo haga. Seguimos manteniendo el invicto gracias al Altísimo, el hacedor de todas las cosas. A él, pues entonces, sea toda la gloria y la alabanza, por librarnos de tan terrible mal y tamaña calamidad.

Pero, atención, lo dice el dicho "Ayúdate y Dios te ayudará"

Es lo mismo decir : "A Dios orando pero con el mazo dando"

Esa es mi preocupación, como saenzpeñense. Va, yo me preocupo por mi pueblo y a las demás localidades les deseo lo mejor y que Dios le ayude.
Pero pasa que los saenzpeñenses somos tan particulares ( me encanta como somos, de verdad os digo) que somos transgresores. En fin. Así somos.

Somos diferentes, piolas. Pesimistas. Elegimos transitar calles que no tengan semáforos porque pensamos que el color rojo nos habrá de tocar. Y uno pregunta: ¿Porqué no pensar en positivo? Te puede tocar en suerte el rojo, el verde o el amarillo ...!!