La Policía de Presidencia Roque Sáenz Peña sumó un nuevo capítulo frente a los hechos delictivos que acosan a la ciudad, cosechando una jornada donde se consumó la incautación de varios elementos considerados robados y se procedió a la detención de tres personas en total, de las cuales una de ellas habría estado cobrando peaje en inmediaciones de un barrio. 

 

 

PEAJE EN PLENA CALLE 

 

En inmediaciones del barrio Tiro Federal, más precisamente en la calle 3 y esquina 32, un grupo de jóvenes abordaban a los transeúntes para el cobro de peaje en plena zona pública. 

 

Sin embargo, mediante la intervención de la división del Grupo COM, los jóvenes huyeron despavoridos, aunque uno de ellos fue alcanzado por los oficiales, identificándose como como E.E.T de 26 años, junto a quien se secuestró el arma blanca. 

 

RECUPERO DE OBJETOS EN BARRIO GINÉS BENÍTEZ 

 

Otro de los operativos tuvo cita en el mencionado barrio, donde tras la irrupción en una vivienda se terminó incautando un televisor de 52 pulgadas, un monitor y un microondas, los cuales se sospecha habría sido robados y ocultados allí. 

 

Según se pudo conocer, los elementos habrían sido sustraídos por un vecino de la zona, quien acudió al propietario de esta vivienda para que se los guardara durante unos días, indicando que "los pasaría a buscar después", por lo cual se continúa trabajado para dar con sospechoso, quien fue identificado como M.G. 

 

A su vez, en calle 17 y 36 del mismo barrio, efectivos de la división Patrulla Preventiva fueron alarmados sobre un grupo de cuatro personas que estarían manipulando "un objeto de dudosa procedencia". 

 

Al abordarlos se pudo indicar que sólo serían tres los presentes, quienes al divisar la presencia de los efectivos huyeron en distintas direcciones arrojando en su paso una cámara filmadora marca TCL, la cual fue secuestrada por los agentes. 

 

DOS DETENIDOS Y UNA MOTO SECUESTRADA 

 

Otro de los hechos culminó con la detención de dos jóvenes de 20 años en el barrio Obrero "por conducción peligrosa y desorden", junto a quienes se secuestró una motocicleta que no poseía marca ni modelo visible, aunque contaba con la cedula de identificación a nombre de un tercero.