La Secretaria General de A.T.E.CH, Rosa Petrovich, se refirió al cobro del "delictivo" plus médico y las declaraciones de los referentes médicos en la reunión que tuvieron el día de ayer entre Gobierno e INSSSEP.

 

Petrovich comenzó expresándose sobre los siguientes dichos de Miguel Matta: "no podemos firmar una cosa que no controlamos, puedo decirle a todos mis asociados que no cobren plus pero eso es una decisión individual de cada uno". Sobre esto, la Secretaria dijo que lo expresado "contrasta con la ingenuidad de nuestros funcionarios públicos al decir 'estamos trabajando para erradicar definitivamente el plus médico' y señalar que las Entidades Médicas se comprometen a no cobrar plus"

Y continuó: "Lo indicado precedentemente demuestra que el Gobierno provincial suscribe un Convenio con Entidades de Prestadores para eliminar el plus, pero, las mismas organizaciones reconocen que no tienen autoridad ni facultades para hacer cumplir dicha cláusula a sus asociados, osea que, su inclusión resulta inocua e inútil, y explica el fracaso del InSSSeP en la materia desde hace varias décadas"

"El cambio debe ser radical, y los Convenios del InSSSeP con las Entidades de Prestadores deben ir acompañados o reemplazados de compromisos y/o convenios individuales con derechos y obligaciones explicitadas y abonos de honorarios de manera directa e individual como Entidad pagadora, eliminando la intermediación de las Entidades y el consecuente dominio económico que ejercen sobre sus asociados.

Apuntó a la propuesta de "excluir de la lista de prestadores sin vueltas a quienes lucran con la salud de los afiliados esquilmándoles sus flacos bolsillos con un delictivo e inmoral plus médico", y afirmó que fue "permanente y sistemáticamente presentada por ATECH y de manera conjunta con gran cantidad de entidades sindicales de distintos secotres, a las autoridades de la Obra Social y Gobiernos provinciales a su turno, pero la influencia y la presión política y económica de las corporaciones impidió su ejecución, y las consecuencias fueron la sobreprestación, sobre factuaciones, la vigencia en los hechos del flagelo del mal llamado plus ético, entre otras, que ocasionaron el enriquecimiento indebido de prestadores, ya a la vez el emprobrecimiento de los afiliados y la pérdida e insuficiencia de los fondos sociales", finalizó Petrovich.