Cumpliendo con lo acordado con referentes gremiales, el intendente  de Sáenz Peña, Bruno Cipolini, oficializó el pase a planta de 50 empleados municipales que tenían contrato de servicio.

 

Por otro lado, anunció que el incremento efectivizado en marzo pasará a formar parte del sueldo básico de todos los empleados de planta permanente. A eso se sumará otro monto no remunerativo a partir de octubre, que se percibirá en noviembre.

El intendente, junto a Néstor Jara, secretario general de SUOEM; Rafael Vallejos, secretario general de la SUTM; Angel Chamorro, secretario general adjunto de ATE y demás referentes de los gremios que nuclean a los trabajadores, entregaron las resoluciones de pase a planta a un grupo de los empleados en cuestión quienes, a su vez, firmaron el libro que ratifica esa condición.

Cabe mencionar que en los próximos días se hará lo propio con el resto de los empleados, dado que la entrega se dividió en tres grupos para cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Los referentes gremiales destacaron la actitud del intendente de participar del acto de firma, así como su voluntad de hacer valer los derechos de los trabajadores formalizada en las decisiones tomadas por el Ejecutivo.

El intendente felicitó a los empleados y destacó "la predisposición al diálogo y el esfuerzo continuo de la representatividad gremial para alcanzar consensos como el logrado".