En la Escuela N° 849 de Colonias Unidas, una de las siete localidades habilitadas para regresar a la presencialidad, el gobernador Jorge Capitanich dio inicio formal a la vuelta a las aulas. Estuvo acompañado por autoridades provinciales, locales y de la institución.

Finalmente llegó el día del regreso a la presencialidad en algunas escuelas chaqueñas. Esta primera etapa comprende el retorno de 654 alumnos de 24 escuelas rurales distribuidas en siete localidades.

 

Cabe marcar que los municipios que pueden avanzar en el retorno a clases son Charadai, Chorotis, Ciervo Petiso, Colonias Unidas, Enrique Urien, La Eduvigis y Pampa Almirón, en los que no se registraron casos desde el inicio de la pandemia.

 

Jorge Capitanich participó del acto de reinicio de clases en la escuela N° 849 de Colonias Unidas, en donde estuvo acompañado por la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, la ministra de Educación Daniela Torrente, la intendente Alicia Leiva y el director de la institución Fabio Rolón.

 

En el lugar, al tomar la palabra, la ministra de Educación Daniela Torrente recordó que "cuando suspendimos las clases pensamos en no exponerlos a riesgos en su salud, hemos venido desarrollando herramientas que antes no teníamos disponibles para continuar garantizando el derecho a la educación".

 

"Aspiramos a que si esto funciona podamos seguir incorporando más estudiantes, con la prioridad en los primeros y séptimos grados", agregó la funcionaria.

Torrente también señaló que "queremos que estén tranquilos, queremos que sus papás los manden a la escuela sintiendo que van a un contexto seguro y por eso queremos que se cuiden".
 
Cabe marcar que la vuelta a clases es voluntaria, es decir que los padres de los alumnos deciden si mandan a sus hijos a la escuela. Por eso se desarrolló el sistema "bimodal", que implica que quienes no asistan presencialmente, sigan vinculados a la educación de manera virtual.
 
Luego habló Jorge Capitanich, quien antes ya había realizado una recorrida del lugar, donde las autoridades locales le mostraron el cumplimiento de los protocolos que rigen. El gobernador aseguró que "los alumnos y alumnas son nuestro presente y futuro, nuestro principal patrimonio" y subrayó que el protocolo de biosegurudad "fue evaluado y aprobado por el Consejo Federal de Educación".
 
Posteriormente el mandatario agradeció a los padres de los alumnos señalando que "han tenido una profunda vocación con sus hijos para ayudarlos en la nueva metodología de vinculación con el proceso de aprendizaje". "Es importante el trabajo de los padres y extraordinariamente importante el trabajo de los docentes", destacó.

Por último, expresó que "no sabemos si va a existir un remedio o vacuna, pero tenemos que generar vías alternativas para recuperar el proceso de enseñanza y aprendizaje. A pesar de las observaciones hemos propiciado un mecanismo consensuado, vienen con el consentimiento de sus padres y los docentes con vocación y decisión para acompañarlos".