El aguará guazú que apareció afuera del Shopping Sarmiento el pasado 2 de octubre, fue hallado muerto en el Complejo Ecológico Municipal de Sáenz Peña, donde se encontraba en resguardo.

 

Así lo confirmó hoy el director del Complejo Ecológico, Jorge García. El animal fue encontrado sin vida el sábado pasado, cuando personal que lo cuidaba fue a llevarle comida.

"Lamentablemente después de haber sorteado con éxito la cirugía y haciendo un post operatorio muy interesante, de manera súbita el sábado, después de desayunar correctamente, falleció", señaló García.

Luego de rescatarlo y brindarle atención veterinaria, el aguará guazú fue trasladado al Complejo Ecológico Municipal de Sáenz Peña. El animal fue operado el 23 de octubre para extirparle un parásito de las vías urinarias. Cabe señalar que se trata de una especie protegida y en peligro de extinción.

García contó que el viernes fue visto con vida por última vez: "Se lo veía tan bien y tan natural, sin  querer lo sorprendí, salió del refugio, enojado, se dirigio hacia el montecito donde normalmente estaba, lo vi tan bien tan esbelto y fuerte que me lleno de felicidad. El sábado se le dio el desayuno, al mediodía se retiraron las bandejas y a la tardecita cuando se le llevó la cena se lo encontró en posición de descanso  con la cabeza apoyada sobre las dos patas delanteras y la cadera en perfectas, estaba muerto, todavía tenía rigidez cadavérica".

Tras la muerte del animal, el cadáver se lo conservó y en los próximos días la veterinaria Noelia Dra Centeno y sus colaboradores realizarán la evaluación del cadáver e iniciar los estudios que corresponden.

OTRO CASO

García comentó que ya tuvieron en años anteriores el caso de otro Agaura Guazú que fue rescatado herido con mordeduras de perro y quebraduras que se recuperó y cuando lo iban a soltar murió súbitamente.

"Nos ha pasado de estar muy tristes por la pérdida de un animal, pero en este caso en particular tenemos dos o tres cosas que nos deja, primero este animal sufrió mucho el asedio, los tilingos que lo asediaron en Resistencia sacándose fotos, y que ahora sabemos  que estaba súper dolorido porque de la cirugía surgió que le sacaron tres gusanos enormes que le habían devorado el riñón y que no había ninguna  posibilidad de que ese animal pudiera tener un futuro si no se hacia  esa cirugía, que además de no hacerla el animal a lo menor vivía este tiempo pero iba morir a  sufrir muriendo, comido por dentro", aseguró.

García destacó el comportamiento de todos los veterinarios que intervinieron en la operación del Aguara ´Guazú, que fue todo un éxito, pero lamentó la muerte porque "es algo que no nos vamos convencer de eso y no creo que pueda superarlo, ocurre así con cada animal en este lugar"

Fuente:DiarioChaco