La Coordinadora Docente expresó su postura tras el primer encuentro para negociar las paritarias docentes que los representantes gremiales mantuvieron ayer junto con el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura de la provincia, Santiago Pérez Pons.

 

Cabe recordar que la propuesta del gobierno fue un aumento del 10% al valor de punto y una suma fija de 2000 pesos. "Para un trabajador sin antigüedad el aumento sería del 18,3% y del 16,91% para un docente con 10 años de antigüedad", según explicó el ministro Pérez Pons.

No obstante, desde la Coordinadora aclararon su "rechazo absoluto" a la propuesta y reiteraron "el pedido de que, en cada negociación salarial, como alternativa válida para recuperar poder adquisitivo, se agregue un ítem remunerativo de valor significativo y que incluya a los jubilados".

"No es caprichoso nuestro pedido porque amén de lo difícil que fue el año pasado en todos los sentidos, el salario del docente vuelve a perder con la inflación, ya sea por incumplimiento del gobierno en sus compromisos o, como decimos nosotros por no trabajar en alternativas que en la práctica pueden ser mucho mejores que porcentajes al básico docente, en momentos de extrema dificultad económica del trabajador", expresaron a través de un comunicado.

En esa línea, compararon la situación de los trabajadores docentes de otras provincias: "Solo tenemos que referenciar a algunas provincias vecinas para entender rápidamente que la composición del salario docente en el Chaco, para estas situaciones extremas, en realidad nos está alejando de mejores recomposiciones y aumentos, sin ir más lejos Corrientes posee aproximadamente 9 mil pesos de básico, 3 mil menos que acá, pero de bolsillo cobran entre 10 y 15 mil pesos más comparando iguales recibos".

"Sabemos que son debates incluso conceptuales, donde a veces lleva mucho tiempo ponernos de acuerdo o encontrar mecanismos que superen al actual, pero luego de las experiencias recientes en negociaciones salariales y el pobre impacto que tienen en los bolsillos sus resultados, nosotros creemos que es posible usar un tipo de salida diferente y significativo", reiteraron

La Coordinadora advirtió que "el sector docente puede salir perjudicado nuevamente ante la realidad" e insistió en una propuesta "alternativa y significativa para que el docente recupere rápido algo del poder adquisitivo perdido".

"El 70% de la docencia es de cargos base que cobran el piso salarial y en esos compañeros pensamos que si hoy pueden tener en su bolsillo desde Marzo el equivalente por ejemplo a un 30% en un ítem remunerativo, en blanco, y que alcance al jubilado, estaremos consiguiendo un paliativo importante y superador de cualquier cronograma de porcentaje en cuotas porque la necesidad es de ayer no de mañana", explicaron.

Para el gremio, "el gobierno hasta el momento se ha sentido cómodo con los porcentajes al básico porque con el discurso de que somos muchos los docentes termina ponderando las recomposiciones ajustándose a la posibilidad financiera, y nosotros viendo como otros sectores terminan mejorando el sueldo con ítems remunerativos".

"Algunos van a intentar confundir diciendo que pedimos montos en negro y eso nunca lo vamos a aceptar porque nuestros compañeros jubilados también la están pasando mal. Pedimos un monto significativo en blanco que se encuentre entre los 7 y 10 mil pesos, en un ítem remunerativo no bonificable a cobrar desde marzo y por supuesto ratificamos el reclamo de cumplimiento del compromiso que asumió el gobierno con la cláusula gatillo el 2020", reclamaron.