Un equipo de más de 60 profesionales argentinos, algunos residentes en EEUU, ajustan los procedimientos de una terapia para ser utilizada en pacientes críticos de COVID-19. La estrategia de base es utilizar el plasma de aquellas personas recuperadas de la infección en los que se pueden encontrar anticuerpos anti SARS-COv-2 que pueden neutralizar el virus.

En el grupo de científicos -denominado CPC-19 (Convalescent Plasma COVID-19)-participa el doctor Gerardo Adrián Speroni, profesional de estrecho vínculo con Corrientes, ciudad en la que vivió entre los años 1976 y 1990, y en la que aún reside un número importante de familiares . El doctor Speroni está a cargo en la actualidad del Servicio de Hemoterapia y Medicina Transfusional del Hospital Privado de la Comunidad de la ciudad de Mar del Plata.

A decir de Speroni el proyecto genera expectativa, pero significará una "estrategia temporal" hasta tanto se logre la vacuna o la gamaglobulina hiper-inmune contra el coronavirus. Si bien la terapia ya fue utilizada en la Argentina (en el caso de la Fiebre Hemorrágica) y en el mundo frente a otras pandemias con buenos resultados, poco es lo que se sabe al aplicarse contra el coronavirus. "Tenemos que ser cautos, hay trabajos de China, Estados Unidos e Italia con buenos resultados, pero científicamente no podemos marcarla como concreta. Sostengo en consecuencia que de funcionar bien estaríamos ante una "estrategia temporal".

Diariamente los miembros del CPC-19 vía teleconferencia aportan los avances del proyecto que tiene como propósitos:

"En primer lugar transfundir el plasma del convaleciente usándolo como "tratamiento compasivo". Esto quiere decir que se lo utilizará cuando a criterio de los médicos tratantes no tengan otro recurso terapéutico para sacarlo del estado crítico. Hay que resaltar que todas las instancias que se describen, siempre estará bajo consentimiento informado del paciente".

"El segundo objetivo es utilizarlo bajo un protocolo de  estudio de investigación. En este caso a doble ciego multicéntrico con uso de placebo", señaló Speroni al Departamento de Comunicación de la UNNE. Este estudio lo lidera el Hospital Italiano de Buenos Aires junto a otros centros de salud del país en el que se encuentra el Hospital Privado de Comunidad de Mar del Plata".

El donante debe haber padecido la enfermedad, haberse curado y recuperado para poder donar su plasma.Curada de la infección y pese a no tener más el virus en su organismo, la persona puede continuar teniendo en sangre los anticuerpos específicos para neutralizarlo. Es a esas personas a quienes se les puede extraer plasma que puede ser transfundido a pacientes que se encuentran en estado crítico y que no responden a otros tratamientos. El proceso de donación del plasma cumple con todos los criterios de aceptación y calificación del donante de sangre que dictan las normas técnicas de hemoterapia.

¿Cómo saber si el plasma extraído cuenta con la cantidad suficiente de anticuerpos?

"Hay estudios de laboratorio que permiten detectar anticuerpos específicos anti SARC-COV-2 que no se disponen actualmente en la Argentina", señaló Speroni. "Nuestra tarea específica en estos momentos es estar listos con un protocolo elaborado y poner a punto un test que permita cuantificar los anticuerpos del plasma". Contar con ese test no es un dato menor ya que hay que tener la certeza de que los anticuerpos específicos se encuentren en cantidad a un determinado valor, ya que de no ser así puede que el tratamiento "no sea efectivo".

Antecedentes

El doctor Gerardo Speroni cursó la primaria en el Colegio Salesiano y la secundaria en el Instituto Pío XI de la ciudad de Corrientes. Su formación universitaria transcurrió entre la Universidad Nacional del Nordeste y la Universidad Nacional de Rosario. Se especializó en el Centro de Hemoterapia y Banco de Sangre "Dr. Roberto Speroni" del Hospital Provincial del Centenario de Rosario. Es médico especialista Jerarquizado en Hemoterapia e Inmunohematología y miembro titular de la Asociación Argentina de Hemoterapia Inmunohematología y Terapia Celular.